El hormigón impreso es un tipo de pavimento de hormigón al que se le aplica un tratamiento superficial mediante el sistema de estampar, texturar y colorear al momento el hormigón fresco. Es una tecnología moderna utilizada para la pavimentación de una gran variedad de superficies horizontales, como: aceras, patios, senderos, contorno de piscina, paseos, aparcamientos, parques, jardines, garajes, entradas de patios, gasolineras y otras.

El pavimento de hormigón impreso apareció hace más de 50 años en EEUU y ha sido utilizado desde hace más de 30 años en Europa, pero hoy está en boga gracias a la exuberante gama de colores y texturas, que permiten hacer pavimentos resistentes, vistosos y duraderos. Al ser impermeable, soporta el ataque de ácidos y manchas de grasa y aceite, además puede utilizarse en zonas muy castigadas por el tránsito, como aceras, parques, rampas, recintos feriales, etc.  

El hormigón impreso tiene una gama muy variada de colores que se combinan perfectamente con el medio ambiente. Debido a los moldes y colores, Éste imita distintos modelos de la naturaleza, como: madera, parqué, ladrillo, piedra irregular, pavimento parisino, gres y otros. Combinando los colores con los modelos imitados podemos obtener una superficie de hormigón con un diseño personalizado y único.